KidsRoutes - Condiciones de Alquiler
Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Debe aceptar nuestra Política de cookies para seguir con la navegación. Muchas Gracias.
¿Tienes Dudas?
Llámanos al
722
408
221
KIDS ROUTES
condiciones-de-alquiler

CONDICIONES CONTRATO DE ALQUILER DE AUTOCARAVANA

Para que disfrutes de un viaje con total seguridad, hemos elaborado las condiciones del contrato de alquiler, el cuál deberás de firmar digitalmente marcando la casilla de verificación y, una vez realizado el ingreso de la reserva, se considerará reservada.

ARTÍCULO 1 - CONDICIONES

La autocaravana alquilada está destinada exclusivamente a un uso privado y personal como vehículo de turismo y ocio.

El presente alquiler está expresamente acordado y aceptado en términos de las leyes y reglamentos aplicables en la materia. Las dos partes se comprometen a realizar un control de estado del vehículo lo más completo posible tanto en el momento de la entrega como en el momento de la devolución del vehículo. Estos dos documentos deben completarse por ambas partes y tienen la misma validez.

Salvo que en la ficha del estado del vehículo se haya indicado lo contrario en presencia de ambas partes el día de la entrega del vehículo al arrendatario, se considera que el arrendatario recibe dicho vehículo en buen estado de funcionamiento y limpio, sin otras formalidades.

A la devolución del vehículo, se considera que el propietario recibe el vehículo en buenas condiciones y limpio sin más formalidades.

En caso de daño/s reportado/s en el momento del control del estado del vehículo del día de devolución de los que el arrendatario no esté de acuerdo, le corresponde a éste último presentar las pruebas necesarias de su no responsabilidad en cuanto al/los daños/s. De lo contrario, no podrá excluir su responsabilidad.

ARTÍCULO 2 - DESTINO, CESIÓN Y SUBARRIENDO

El viajero no puede ceder, subarrendar o prestar el vehículo alquilado a ninguna persona, sea por el motivo que sea. En caso de necesidad de reparación de la autocaravana, los empleados del taller podrán manipular la autocaravana, siempre y cuando nos lo comuniquen a la empresa, mediante el teléfono de asistencia habilitado para tal fin.

ARTÍCULO 3 - EL CONDUCTOR O LOS CONDUCTORES

El/los conductor/es de la autocaravana alquilada certifica/n estar en posesión de un permiso de conducir necesario para conducir la autocaravana alquilada, en curso de validez y en función de sus características y de su MMA (Masa Máxima Autorizada).

Los conductores deberán respetar las condiciones de edad (mínimo 23 años) y de antigüedad del carnet de conducir (tipo B con antigüedad mínima de 2 años) según el seguro suscrito.

La autocaravana podrá ser conducido únicamente por el/los conductor/es declarado/s en el contrato de alquiler.

El arrendatario se hace responsable personal y contractualmente con la firma del contrato de alquiler. A no ser que en los daños producidos resulten de la responsabilidad de un tercero identificado. El arrendatario puede ser considerado responsable de los daños y perjuicios que pudieran producir a cualquier tercero, así como a los accesorios del mismo.

ARTÍCULO 4 - DURACIÓN Y KILOMETRAJE

El arrendatario en su solicitud de reserva determinará su paquete kilométrico, el cuál figurará en el contrato del alquiler. Las dos partes lo aceptan contractualmente con la firma del contrato y no podrán impugnarlo posteriormente.

La empresa de alquiler podrá exigir una compensación si el paquete kilométrico es sobrepasado, las tarifas de exceso de kilometraje vendrán reflejadas en el mismo contrato de alquiler.

En el caso de que el paquete kilométrico sea sobrepasado, el arrendatario se compromete a abonar la cantidad estipulada en el contrato de alquiler y deberá ser satisfecha en el momento de la devolución de la autocaravana, mediante la fianza deposita. Se descontará la tarifa del kilometraje excedido de la fianza.

ARTÍCULO 5 - RESPONSABILIDAD DEL VIAJERO (Arrendatario del vehículo)

El arrendatario estará en su derecho de rechazar el alquiler si las características principales del vehículo no corresponden con la descripción del anuncio publicado.

El vehículo debe corresponder a las fotos interiores/exteriores del anuncio.

El viajero debe asegurarse del buen funcionamiento del vehículo y del conjunto de accesorios y equipamientos en el momento de realizar el control del estado del vehículo el día de salida.

El viajero deberá hacerse cargo de todos los gastos de reparaciones necesarias del vehículo o de las franquicias del seguro aplicable, como consecuencia de los daños ocasionados por su acto personal, por terceros al contrato de alquiler o por cualquier daño causado por un tercero no identificado.

El viajero es el único responsable de todos los daños y perjuicios derivados del reposte de combustible inadecuado, reposte por error del depósito de combustible con agua o del depósito de agua por combustible.

En el caso de que arrendador reciba una multa relativa a una infracción cometida durante el alquiler, el arrendatario se compromete a abonarla tras presentación de la multa.

El propietario se reserva el derecho de enviar los documentos (documento de identidad y permiso de conducir) a las autoridades competentes para la atribución de la multa al titular del contrato de alquiler responsable de la infracción, previa presentación de la prueba de infracción recibida por el arrendador.

En el caso de recibir un justificante de peaje o similar durante el periodo del alquiler, el arrendatario se compromete y se hace responsable del pago inmediato de dichos importes.

Si el arrendatario ocasiona algún tipo de daño tanto del interior como del exterior de la autocaravana, su responsabilidad queda comprometida y está obligado a pagar el importe de las reparaciones y se descontará de la fianza.

La autocaravana y todos los accesorios puestos a disposición del arrendador deben entregarse en el mismo estado constatado mediante la ficha de control de estado, en el momento de la entrega de la autocaravana.

La pérdida o el deterioro, incluso parcial, de la autocaravana o de sus accesorios obliga financieramente al arrendatario a abonar el coste total de las reparaciones, bajo presentación de un presupuesto o de una factura. En este caso el arrendador utilizará la fianza para compensar dichas reparaciones, en el caso de que la fianza sea inferior al presupuesto o factura, el arrendador estará en su derecho de exigir el pago de dicho importe al arrendatario.

ARTÍCULO 6 - RESPONSABILIDAD DEL PROPIETARIO (Arrendador del vehículo)

El propietario se compromete a entregar el vehículo en perfecto estado de funcionamiento, de conducción y limpieza, con el depósito de combustible lleno, la caja del WC vacía y limpia, vaciado de aguas sucias y limpieza exterior e interior efectuadas. Las condiciones en las que se devuelve el vehículo deben ser al menos similares a las mismas en las que el propietario lo entregó al viajero.

En ausencia de tales condiciones el propietario tendrá derecho a reclamar sanciones de acuerdo con lo indicado a continuación:

Negligencia Retención

Limpieza exterior (señales en la carrocería, llantas, parabrisas)

Limpieza interior (trazas de uso de la cocina y del baño, suelos no barridos, presencia de residuos o basura)


Estas penalizaciones pueden acumularse en función del estado del vehículo en comparación con el estado inicial de limpieza indicado en el control del estado del vehículo del día de entrega. Además, si el arrendatario no cumple con alguna de las reglas de vida a bordo establecidas por el arrendador, también está expuesto a las siguientes sanciones:

Normas de vida a bordo


La fianza prevista en el contrato de alquiler podrá utilizarse para aplicar esa medida.

Si la inmovilización del vehículo se debe al desgaste normal o a negligencia relacionada con el mantenimiento regular, que es responsabilidad del propietario, éste no podrá reclamar indemnización alguna por la limpieza interior o exterior, ni retener cantidad alguna, ya que el viajero no podrá realizar la limpieza en condiciones óptimas a causa de la inmovilización del vehículo.

En el caso de que el vehículo presente daños superficiales de carácter estético (ver tabla a continuación) durante el periodo de alquiler, el arrendador deberá favorecer la reparación en lugar de la sustitución del elemento, que será responsabilidad del arrendatario y, por lo tanto, a su cargo. Los daños superficiales de carácter estético se consideran los siguientes:

Tipo de daño superficial Localización del daño

Manchas permanentes (café, aceite, pegamento, adhesivo, etc.) Tejidos (asientos, cojines, colchones, cortinas) u otros tipos de superficies. Rasguños, arañazos Cualquier tipo de superficie como puertas, tabiques, mamparas, armarios, suelos, etc. Impactos, desconchados Superficies delicadas como fregadero, cubierta de fregadero, lavabo, ducha, lámpara, mesa, etc.

Tipo de daño superficial, localización del daño

Choques de pequeña talla Mamparas, puertas, armarios, tiradores de puertas o cajones, etc. Quemaduras puntuales (como cigarrillos, hervidor, cafetera...) Mesa, superficie de trabajo, tejidos (cojines, asiento, colchón), suelos, etc.

ARTÍCULO 7 - CONDICIONES DE PAGO, RESERVA Y FIANZA

Para confirmar la reserva se deberá abonar un depósito del 25% del importe total del alquiler, una vez recibido el pago se confirmará la reserva, a partir de ese momento la reserva será vinculante para las dos partes. En caso de que el arrendatario anule la reserva vinculante, deberá pagar las siguientes tasas de anulación:

  1. Si se comunica la anulación 30 días antes del inicio del alquiler > Pérdida total de la reserva.
  2. Si se comunica la anulación entre 30 y 16 días antes del inicio del alquiler > Pérdida del 80% del alquiler.
  3. Si se comunica la anulación a menos de 16 días del inicio del alquiler > Pérdida del 100% del alquiler.

La cancelación de la reserva debe ser por escrito.

El precio total del alquiler se deberá ingresar en la cuenta facilitada por el arrendador, cómo máximo 30 días antes del inicio del alquiler.

La fianza se deberá ingresar en tarjeta de crédito, a más tardar el día de la recogida del vehículo por el importe de 700 € en concepto de fianza.

La fianza una vez finalizado el alquiler del vehículo y después de ser examinado por el propietario y haber realizado la ficha de control de estado y siendo el resultado de esta positivo se procederá a la devolución.

La devolución de la fianza se realizará a las 48 h. del regreso, si no hay incidencias, incurriendo en un delito penal de estafa tipificado en el artículo 248 del Código Civil.

ARTÍCULO 8 - FICHA DE CONTROL DE ESTADO

El objetivo de la ficha de control estado es contrastar entre propietario y arrendatario el estado del vehículo en el momento de la recogida y en el mismo estado se deberá entregar en el momento de la entrega.

Se examinará una inspección exterior e interior del vehículo, incluyendo los accesorios, limpieza, combustible, kilometraje y demás complementos que vengan reflejados en la ficha de control de estado.

Antes de iniciar el viaje, el arrendatario está obligado a realizar una ficha de control de estado del vehículo, junto al propietario y deberán firmar ambas partes.

Al devolver el vehículo se realizará nuevamente la ficha de control de estado, junto con el propietario y deberán firmar ambas partes.

La recogida y entrega de la autocaravana se realizará en lugar bien iluminado de forma que la ficha de control de estado de la autocaravana se pueda realizar en las mejores condiciones. La totalidad de las partes y superficies de la autocaravana deben ser examinadas, tanto interiormente como exteriormente incluida las partes superiores.

ARTÍCULO 9 - ACCIDENTE O AVERÍA

En caso de accidente y/o daños al vehículo (interior y/o exterior), el viajero se compromete a avisar inmediatamente y sin retrasos al propietario, mediante una llamada telefónica y/o por e-mail.

El viajero está obligado a avisar por teléfono y/o por e-mail al propietario para cualquier tipo de mantenimiento o reparación efectuada en el vehículo. Toda reparación deberá ser reembolsada por el propietario en la devolución del vehículo bajo la presentación de una factura justificativa y tras haber hecho una utilización normal del vehículo por la que el propietario habrá dado de antemano y expresamente su acuerdo al viajero.

El viajero se compromete a cuidar el vehículo de forma prudente y con las mismas precauciones que como si fuese su propio vehículo y a realizar los controles obligatorios por las circunstancias presentes. El viajero está obligado a realizar un mantenimiento normal, constante y regular del vehículo durante el periodo del contrato previsto y siempre que esté en posesión del vehículo.

En caso de interrupción del alquiler tras una avería del vehículo o incidente en el que la responsabilidad es del arrendatario o no, el arrendatario no podrá exigir un reembolso del alquiler.